Las causas de las venas varicosas de la pelvis pequeña.

Las venas varicosas pélvicas son una patología grave que es el resultado de un flujo inverso de sangre. A menudo, la enfermedad se desarrolla como resultado de la compresión vascular. El embarazo puede ser un factor provocador, ya que esta condición se acompaña de un cambio significativo en el equilibrio hormonal del organismo. Este tipo de varices suele ir acompañado de un dolor intenso en la parte inferior del abdomen.

Razones

Causas del desarrollo de venas varicosas de la pelvis pequeña.

Hay muchas causas de venas varicosas pélvicas en las mujeres. Por lo general, la enfermedad se desarrolla bajo la influencia de varios factores.

Las claves incluyen las siguientes:

  1. Cambio en el equilibrio de hormonas en el cuerpo. Esta condición puede afectar negativamente la salud vascular. Entonces, la progesterona tiene un efecto relajante pronunciado sobre los músculos lisos, lo que provoca una disminución del tono venoso. Como resultado, los vasos se vuelven más elásticos, sus válvulas se deforman y las paredes se vuelven más delgadas. Esto provoca congestión venosa. Esta condición también puede afectar la región pélvica.
  2. Inflamaciones y patologías neoplásicas de los órganos reproductores. En este caso, la terapia debe tener como objetivo eliminar la patología principal. Con infecciones o cánceres, la circulación sanguínea se ve seriamente afectada. Estos cambios afectan no solo a la zona pélvica, sino a todo el cuerpo. Esto se debe a la entrada de sustancias tóxicas, mediadores inflamatorios y otros elementos en la circulación sistémica.
  3. Actividad física difícil. Este factor a menudo causa daño al sistema musculoesquelético y conduce al desarrollo de enfermedades vasculares. En tal situación, la circulación sanguínea se ve significativamente afectada, lo que conduce a un suministro insuficiente de las venas. Se estiran demasiado y pierden su función.
  4. Anomalías congénitas en la estructura de los vasos sanguíneos y tendencia genética a las venas varicosas. La violación de la estructura de las válvulas o paredes provoca una deformación rápida de los vasos, lo que conduce a problemas con su funcionamiento.
  5. Estilo de vida insuficientemente activo. Si no hay una carga adecuada, las venas pierden su tono y elasticidad. Como resultado, se vuelven más flácidos y no pueden mantener la circulación normal.
  6. Embarazo. En aproximadamente el 70% de los casos, las venas varicosas pélvicas se diagnostican en mujeres embarazadas. Esto se debe a una combinación de varios factores al mismo tiempo. Estos incluyen un cambio en el equilibrio de las hormonas, estrés grave como resultado de un aumento en el peso corporal, transformación del sistema circulatorio debido a la formación de la placenta.

Bajo la influencia de uno o varios factores, se desarrollan las venas varicosas de la pelvis pequeña. Los procesos anormales suelen localizarse en la vagina, los ovarios y el útero.

El grupo de riesgo incluye a personas que tienen tendencia a la inflamación frecuente de los órganos pélvicos. A menudo, la enfermedad se desarrolla en el contexto de formaciones tumorales, quistes o endometriosis. Además, el riesgo de aparición de la enfermedad aumenta en mujeres con niveles elevados de estrógeno en sangre.

Clasificación

Hay dos formas principales de patología:

  • Expansión de las venas de la vulva: en situaciones difíciles afecta la parte interna del muslo y el área perineal;
  • Congestión venosa.

Por lo general, ambos tipos de enfermedades están presentes al mismo tiempo, pero los síntomas de una de ellas son más graves. Esta condición se asemeja a un círculo vicioso: las venas vulvares agrandadas causan problemas con el flujo venoso en la pelvis y la dilatación de los plexos pélvicos provoca el agrandamiento de las venas vulvares.

manifestaciones de venas varicosas de la pelvis pequeña

Además, esta dolencia a menudo desaparece por sí sola después del parto.

Solo del 2 al 10% de las mujeres presentan síntomas.

Según el grado de expansión, se distinguen los siguientes tipos de enfermedades:

  • 1 grado- el tamaño de las venas en diámetro no es más de 5 mm, tienen un curso complicado;
  • 2 grados- el diámetro es de 6-10 mm, las venas varicosas están presentes totalmente o solo afectan el plexo de los ovarios, miometrio o parametrio;
  • 3 grados: el tamaño del diámetro de los vasos es superior a 10 mm.

Signos

Los síntomas de las venas varicosas de la pelvis pequeña son diversos y, a menudo, se asemejan a las manifestaciones de lesiones de órganos cercanos. La enfermedad generalmente avanza con el predominio de signos de cierta forma.

Venas varicosas vulvares

Los principales síntomas de esta forma de la enfermedad son los siguientes:

  1. Dilatación venosa.La principal manifestación de esta forma es una notable expansión de las venas en la vulva o el perineo. La propia paciente puede verlos. Esta enfermedad se acompaña de una sensación de picazón en la vulva, pesadez y dolores explosivos en esta zona. El médico puede detectar hinchazón de los labios, un aumento de las venas en esta área. A menudo, el proceso va acompañado de hemorroides.
  2. Sangrado.Esta forma de la enfermedad puede ir acompañada de sangrado postraumático o repentino. Dado que la pared venosa se vuelve muy delgada, es muy problemático detener este proceso incluso con métodos quirúrgicos.
  3. Tromboflebitis.Una complicación de estas venas varicosas es la tromboflebitis aguda de las venas del perineo. Este proceso se acompaña de dolor intenso, enrojecimiento e hinchazón de la piel. Las venas del área afectada se tensan y duelen. También puede desarrollarse su inflamación, lo que provoca un aumento de la temperatura y síntomas de intoxicación.

Congestión venosa

Este tipo de patología se caracteriza por las siguientes manifestaciones:

  1. Sensaciones dolorosas.Están presentes todo el tiempo, se sienten en la parte inferior del abdomen y tienen diversos grados de gravedad. El dolor puede ser sordo o tirante. A veces hay una molestia dolorosa. A menudo se da en la región lumbar, el sacro, la ingle y el perineo. Una característica distintiva del dolor es su aumento después de una larga estancia en una posición inmóvil. El ejercicio y el levantamiento de objetos pesados ​​también aumentan la incomodidad.
  2. Malestar durante o después del sexo.Este síntoma conduce a vaginismo y fobias. A menudo, las mujeres se enfrentan a una alta sensibilidad del epitelio perineal y la mucosa vaginal.
  3. Síndrome premenstrual.Una manifestación característica de esta forma de la enfermedad es el aumento del dolor en la segunda fase del ciclo menstrual. Además, las mujeres se enfrentan a períodos dolorosos, su ciclo puede verse interrumpido.
  4. Violación de la micción.A veces hay problemas para orinar, que son causados ​​por la congestión venosa de la vejiga.

Con un cambio en el estilo de vida normal, aparecen la aparición de problemas en el sexo y el deterioro del estado psicoemocional, se desarrollan estados depresivos y neurosis.

Diagnóstico

diagnóstico de venas varicosas de la pelvis pequeña

La ecografía Doppler es el principal procedimiento de diagnóstico que ayuda a identificar las venas varicosas en la pelvis pequeña. Este procedimiento permite visualizar los vasos sanguíneos mediante ecografía. El procedimiento también ayuda a identificar una disminución en la tasa de flujo sanguíneo y síntomas de disfunción de las válvulas venosas.

Además, el diagnóstico de venas varicosas pélvicas incluye flebografía transuterina. Este examen de las venas implica llenarlas con contraste, que es fácil de ver en una radiografía. Como resultado, es posible obtener una serie completa de imágenes de vasos sanguíneos. En ellos se pueden ver varices, zonas trombóticas, colaterales. El médico también puede evaluar el estado de las válvulas. Sin embargo, durante el embarazo y la intolerancia al yodo, esta técnica no se utiliza.

En mujeres con sospecha de varices en la pelvis pequeña, se realiza una laparoscopia. Para ello, se realiza una pequeña punción en la pared abdominal a través de la cual se inserta el endoscopio. Con esta herramienta, se examina la cavidad pélvica.

Sin embargo, el procedimiento más informativo es la ovarikografía. Este término se entiende como un examen de rayos X de las venas de los ovarios utilizando un medio de contraste.

Se realiza una tomografía computarizada para diferenciar la patología de otras lesiones pélvicas. Es importante distinguir las venas varicosas en la pelvis pequeña de la endometriosis, inflamación de la vejiga. Además, el diagnóstico diferencial se realiza con anomalías como prolapso de útero, ciática, lesiones inflamatorias del intestino grueso.

Métodos de tratamiento

El tratamiento de las varices de la pelvis pequeña debe ser integral. Incluye pautas generales, tratamiento farmacológico y quirúrgico.

Recomendaciones generales

La base del tratamiento es el cumplimiento de un régimen especial y normas de nutrición adecuada. En primer lugar, es importante resolver el problema de las condiciones laborales.

El empleado debe ser transferido a aquellas actividades que excluyen levantar objetos pesados ​​y actividad física significativa.

Si necesita sentarse o estar de pie durante mucho tiempo, tome descansos cortos cada media hora. En este momento, debe caminar, ponerse en cuclillas y levantar las rodillas. Se deben seguir los mismos principios después del trabajo.

corrección de la nutrición para pequeñas venas varicosas pélvicas

La corrección de potencia también es importante.

Es importante dejar de consumir grasas refractarias, adobos, condimentos y comidas picantes. También están prohibidas las bebidas alcohólicas y los encurtidos. El menú debe incluir una gran cantidad de frutas y verduras, cereales y aceites vegetales.

Las personas que tienen venas varicosas pélvicas deben usar prendas de compresión. Con su ayuda, es posible restaurar la circulación sanguínea en los vasos y hacer frente a la congestión venosa. Además, la gimnasia es muy importante para las varices pélvicas. Para hacer esto, debe realizar ejercicios como tijeras, abedul, bicicleta. También es útil realizar los siguientes movimientos:

  • Camine por la habitación sobre los talones, los dedos de los pies y las rodillas altas;
  • Acuéstese boca arriba, estire las piernas, luego doble las rodillas y jálelas hacia el pecho;
  • Acuéstese boca abajo y levante alternativamente cada pierna;
  • Acuéstese boca arriba, levante las piernas estiradas, luego dóblelas por las rodillas y estírelas nuevamente.

Para evitar la recurrencia de la patología, es necesario practicar natación, trote, ciclismo

Las duchas de contraste son muy útiles. Es especialmente importante prestar atención a la parte inferior del abdomen, el perineo y la parte interna de los muslos.

Terapia con medicamentos

El tratamiento de las venas varicosas en la pelvis pequeña con medicamentos se lleva a cabo en cursos.

La mayoría de las veces, los médicos recetan las siguientes categorías de medicamentos:

  1. Fleboprotectores: hacen frente a la inflamación, tienen un efecto anti-destructivo, reducen la permeabilidad vascular y normalizan el flujo linfático.
  2. Flebotónicos: ayudan a restaurar el tono y aumentan la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos, mejoran las propiedades reológicas de la sangre.
  3. Agentes antiplaquetarios: son la prevención de coágulos sanguíneos.
  4. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides: ayudan a hacer frente al dolor y la inflamación.
  5. Antioxidantes y protectores de membrana: ayudan a evitar la oxidación, eliminan los radicales libres y mantienen el funcionamiento normal de las membranas celulares. Estos incluyen vitaminas C y E.
  6. Enterosorbentes: conducen a la unión de toxinas en los intestinos.

Tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico de las varices pélvicas se realiza según indicaciones estrictas. Estos incluyen lo siguiente:

  • Fracaso del tratamiento conservador;
  • El tercer grado de patología;
  • Dificultad para aliviar el dolor.

Actualmente se llevan a cabo varios tipos de operaciones. Todo depende de la localización de la patología.

Los principales métodos de intervención quirúrgica incluyen los siguientes:

  • Ligadura de venas ováricas: se realiza a través de la región retroperitoneal o por laparoscopia;
  • Esclerobliteración de las venas ováricas bajo control angiográfico; en este caso, se inyecta una sustancia esclerosante en el lumen de la vena;
  • Resección de la vena ovárica: implica su extirpación parcial;
  • Coagulación con láser o radiofrecuencia;
  • Recorte laparoscópico de las venas ováricas;
  • Flebectomía: se realiza cuando la vulva y el área perineal están afectadas;
  • Crossectomía: implica la ligadura de la vena safena mayor, así como sus afluentes.

Recetas populares

Además de los métodos tradicionales, las venas varicosas de la pelvis pequeña se tratan con remedios caseros.

Algunas de las recetas más efectivas incluyen:

  1. La tintura de castaño de indias cuando se toma por vía oral tiene efectos analgésicos y venotónicos.
  2. La hirudoterapia hace frente con éxito a la congestión y la hinchazón. Esto ayudará a aliviar el estrés en el corazón y a lograr un efecto tónico.
  3. La tintura de raíz de diente de león tiene propiedades venotónicas y ayuda a eliminar los síntomas de las varices.

Posibles consecuencias

Las venas varicosas pélvicas detectadas oportunamente en las mujeres pueden corregirse fácilmente con medicamentos. Sin embargo, diagnosticar una patología puede ser muy problemático. Como resultado, existe la amenaza de cambios irreversibles:

complicaciones de las venas varicosas de la pelvis pequeña
  1. Las venas varicosas pélvicas continúan progresando. Como resultado, los órganos reproductores, el perineo y las piernas están involucrados en el proceso anormal.
  2. Se desarrolla una disfunción genital persistente. Esto puede provocar infertilidad o aborto espontáneo.
  3. Las constantes sensaciones dolorosas conducen a trastornos psicoemocionales como la neurastenia.
  4. La incomodidad crónica que se acumula durante el sexo puede hacer que una persona rechace el sexo por completo.
  5. Las complicaciones más raras y graves son la trombosis venosa y la embolia pulmonar. Estas complicaciones se observan en solo el 5% de los casos, pero representan una amenaza para la vida.

Prevención

Para evitar las venas varicosas de la pelvis pequeña en las mujeres, debe seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Normalice las condiciones de trabajo eliminando estar de pie o sentado durante mucho tiempo.
  2. Elimine el levantamiento de objetos pesados ​​y abandone la actividad física difícil.
  3. Normaliza las heces, alivia el estreñimiento. El menú debe contener una gran cantidad de aceite vegetal y fibra. Es importante renunciar a las comidas picantes, encurtidos, alcohol.
  4. Tome una ducha de contraste todos los días, prestando especial atención a la zona perineal.
  5. Haga ejercicios con las piernas levantadas.
  6. Utilice prendas de compresión.
  7. Haga ejercicios de respiración.
  8. Tome venotónicos con fines profilácticos. Estos cursos se llevan a cabo de 3 a 4 veces al año.

Las venas varicosas pélvicas son una anomalía bastante grave que puede tener consecuencias negativas para la salud. Para evitar esto, es muy importante consultar inmediatamente a un médico y seguir claramente todas sus recomendaciones.

03.11.2020