¿Cómo se tratan las venas varicosas con láser para enfermedades de las extremidades inferiores?

tratamiento con láser de las varices en las piernas

El tratamiento con láser de las varices es una forma moderna y eficaz de deshacerse de esta enfermedad.

La terapia con láser utiliza un haz de luz enfocado para dañar la vena y hacer que crezca tejido conectivo en su luz. El flujo sanguíneo a través de la vena colapsada se detiene, lo que conduce a la desaparición de los síntomas de la enfermedad.

Principio de funcionamiento

Si el paciente tiene varices en las piernas, el tratamiento con láser se realiza con el objetivo de una acción térmica en la pared del vaso. Este efecto provoca colapso irreversible, sustitución por tejido conectivo y desaparición del vaso dilatado.

El principal mecanismo de acción es calentar una cantidad mínima de sangre con la formación de vapor, que daña la pared vascular. Se utiliza un láser de diodo con diferentes tamaños y estructuras de fibras ópticas.

La ecografía Doppler se utiliza para dibujar un diagrama de las venas varicosas. Se inyecta un anestésico en el área de intervención. Se inserta una fibra óptica muy delgada en la vena varicosa, de cuya punta emerge un rayo láser.

La energía láser se convierte en calor. La temperatura dentro del recipiente alcanza los 60 - 70 grados. La acción del calor sobre la pared de la vena provoca su "adherencia". En el futuro, con el tiempo, la vena esclerosada se resuelve.

Lecturas

El tratamiento con láser de las venas varicosas se realiza de dos formas principales:

  • transdérmico;
  • intravascular (endovascular).
¿Cómo se realiza el tratamiento con láser de las varices

La terapia con láser percutáneo ayuda a eliminar las arañas vasculares y las pequeñas venas safenas dilatadas. Este procedimiento se realiza con fines cosméticos. Puede usarse como una segunda etapa del tratamiento después de la extirpación de grandes venas varicosas con cirugía, escleroterapia o terapia endovascular.

El método endovascular se utiliza para eliminar las venas varicosas grandes.

Si hay varices en las piernas, el tratamiento con láser le permite actuar sobre los siguientes vasos:

  • subcutáneo grande y pequeño;
  • accesorio subcutáneo anterior y posterior;
  • subcutáneo superficial;
  • Envolturas femorales anterior y posterior.

La terapia con láser está especialmente indicada para pacientes obesos, ya que la escleroterapia o flebectomía en estos pacientes es técnicamente difícil o puede provocar complicaciones.

Indicaciones para la coagulación endovascular:

  • operación de válvula ineficaz, acompañada de edema (reflujo con ecografía Doppler más de 0, 5 s);
  • trastornos tróficos: cambio de color y densidad de la piel, sequedad y picazón;
  • Úlceras en las piernas que son difíciles de tratar.

Los principales síntomas para los que está indicado el tratamiento con láser:

  • piernas doloridas;
  • pesadez y fatiga;
  • sensación de ondulación;
  • picazón en la piel;
  • calambres por la noche;
  • sangrado debajo de la piel.

Cambios de aspecto:

  • arañas vasculares, eczema, decoloración;
  • focos de atrofia de piel blanca;
  • úlceras;
  • edema;
  • inflamación de las venas superficiales.

Contraindicaciones

La terapia con láser endovascular está contraindicada en los siguientes casos:

  • embarazo y lactancia, en los que la anestesia puede dañar al bebé;
  • obstrucción del flujo sanguíneo a través de venas profundas, lo que impedirá el flujo sanguíneo normal después de la cirugía;
  • insuficiencia hepática o alergia a analgésicos;
  • trastornos de la coagulación sanguínea;
  • imposibilidad de un correcto tratamiento ambulatorio y seguimiento después de la intervención;
  • reflujo en las venas suprayacentes;
  • trombosis, adherencias o tortuosidad de las venas.

Ventajas del método

tratamiento con láser de varices fotos antes y después

La coagulación de las venas con láser es un método seguro y eficaz para tratar las venas varicosas de forma ambulatoria con anestesia local. El procedimiento dura de 1 a 1, 5 horas. La mayoría de los pacientes están satisfechos con el resultado del tratamiento.

El costo total de la intervención es menor que el de la cirugía. Su efectividad alcanza el 93 - 100% en términos de 3 meses a 4 años.

La terapia con láser no produce cicatrices ni cicatrices. Es bien tolerado y le permite restaurar rápidamente la actividad normal. Los efectos secundarios del procedimiento son muy raros.

Desventajas

El tratamiento con láser de las varices puede ir acompañado de las siguientes consecuencias:

  • quemaduras en la piel;
  • cambio en el color de la piel;
  • daño a los nervios cercanos, acompañado de sensaciones de ardor u hormigueo (la probabilidad de esto es mucho menor que con la cirugía convencional);
  • trombosis venosa.

Cuanta más experiencia tenga el médico en la extracción con láser de los vasos sanguíneos de las piernas, mejor será el resultado del tratamiento.

La coagulación endovenosa no debe realizarse para la tortuosidad de las venas, para el tratamiento de las venas varicosas grandes, así como para los vasos con un diámetro de más de 1 cm.

Recomendaciones

El tratamiento con láser percutáneo de las varices requiere varias sesiones. Se llevan a cabo a intervalos de 6 a 12 semanas.

La terapia endovascular se realiza utilizando una fibra delgada que se inserta en una vena bajo guía ecográfica. Este es un procedimiento con un período de recuperación corto. Se realiza bajo anestesia local.

Una vez realizada la extracción con láser de los vasos de las piernas, el paciente puede caminar casi de inmediato y volver rápidamente a su vida normal. Durante una semana después del procedimiento, se recomienda usar medias de compresión con el grado II de compresión (30-40 mm Hg) o vendas elásticas.

Se recomienda caminar de 1 a 2 horas al día durante 2 semanas. En este momento, es necesario renunciar a los baños calientes, correr, saltar, levantar pesas y hacer esfuerzos.

Se puede tomar un medicamento antiinflamatorio si se presenta dolor o malestar.

El reexamen y el examen ecográfico de las venas se realizan un mes después de la intervención y luego después de 1 año. Esto le permite evaluar la efectividad del procedimiento realizado.

Métodos alternativos

Cuando no esté indicada la coagulación de las venas con láser, considere usar otros tratamientos para las venas varicosas:

  • medicamentos en combinación con compresión elástica;
  • ablación por radiofrecuencia: destrucción y bloqueo de un vaso mediante ondas de radio;
  • escleroterapia: obliteración del lumen con productos químicos;
  • flebectomía: extirpación quirúrgica de una vena.

La terapia láser intravascular para las venas varicosas es un método excelente que proporciona una cura eficaz para la enfermedad en un plazo de 3 a 4 años en el 90% de los pacientes. Rara vez se acompaña de complicaciones graves. La ventaja del láser es la ausencia de cicatrices después de la cirugía y un período de recuperación rápido.

07.09.2020